Cómo encontrar tu motivación para dejar de fumar en menos de 17 minutos... con un enfoque tan sencillo que hasta un niño de 6 años lo entendería

Aquí un experto que sabe (bastante) del tabaco, te explica qué tienen en común la mayoría de fumadores y qué es imprescindible para dejar el tabaco sin volver a fumar después

No hablo de estar sin fumar tres días y luego volver a empezar. Digo dejar de fumar. No es lo mismo.

Esto no es para todas las personas. Es para las personas que se toman en serio a sí mismas y están dispuestas a invertir tiempo para dejar de pagar por inyectarse matarratas todos los días.

Si eso te interesa, genial. Si no te interesa, pues nada.

Por cierto, para escuchar el audio de 17 minutos, es aquí: 

✔️ Te suscribes gratis y en unos minutos recibirás por email algunos regalos (y la opción de apuntarte a mi curso online para dejar de fumar)

Si llevas años fumando, seguro que alguna (o varias) de estas frases te suenan:

  "Siento como que me ahogo cada vez que tengo que subir escaleras, y de jugar un partido ya ni hablamos

  "Conseguí estar varios días sin fumar, luego me dio ansiedad y volví a fumar paquete y medio al día

  "Cada vez que recaigo me vuelvo a leer el libro de Allen Carr, y después vuelvo a fumar, ya van 4 veces que he leído el libro. También probé 3 sesiones de hipnosis y de las tres salí fumando."

  "Mi familia siempre me hace comentarios, que porqué no lo dejo ya, que es super simple, que si sigo fumando es porque quiero... no entienden nada" 

  "Llevo fumando desde los 16, y hace años que no hago ejercicio. Echo tanto de menos salir a nadar"

 "Me siento como una mierda cada vez me vuelvo a recaer, y ya no sé qué más hacer"

  "Casi todas mis amigas fuman, no creo que pueda dejarlo nunca. ¿Qué hago, volverme una ermitaña?" 

  "He vuelto hoy del médico, y es la primera vez que le veo ponerse tan serio conmigo, me ha dicho que lo deje ya de ya"

  "El sábado conocí a una chica, me gustó bastante, bailamos y tal, y cuando me acerqué a darle un beso va y me suelta que me apesta el aliento a tabaco

  "He calculado el dineral que me gasto en tabaco cada mes y me daría para bastantes cenas, y hasta escapadas de fin de semana"

  "A veces me despierto en mitad de la noche de las ganas de fumar que tengo, a veces me asusto de los rápido que me va el pecho"

  "Mis hijos me preguntan que porqué fumo, y se me cae la cara de vergüenza"

  "A mi vecino le metieron un tubo por la tráquea. Me da muchísimo miedo terminar así. No quiero"

¿Te suenan?

 

Si has resonado con una sola de esas frases, estoy seguro de que te van a interesar los consejos para dejar de fumar que te voy a dar. Haciendo clic aquí abajo:

✔️ Te suscribes gratis y en unos minutos recibirás por email algunos regalos (y la opción de apuntarte a mi curso online para dejar de fumar)

Un grandísimo error que cometen el 95% de los fumadores, y que conocerlo te ayudará a dejar de fumar (bastante) más fácilmente

Aquí no hay trucos mágicos para dejar de fumar en 30 minutos. Tampoco vas a iluminarte y hacerte vegano ni tampoco te voy a dar la tabarra con el yoga.

Soy psicólogo, no un vendehumos (haha).

Tampoco te voy a contar que fui un fumador empedernido de 40 cigarrillos al día y que un día descubrí un método asombroso que me cambió la vida.

Mis padres fumaban (muchísimo) durante mi infancia, y yo vivía con el miedo constante de que les fuese a pasar algo.

Es muy duro para un niño temer por la vida de sus padres.

Tampoco conozco a ningún fumador que deseara que sus hijos fumasen también.

A nadie le gusta oler mal, tener voz de camionero, toser o tener que estar interrumpiendo las fiestas y reuniones para inyectarse su dosis.

A nadie le gusta sentirse como un yonki

La verdad, para muchos fumadores es bastante vergonzoso pensar eso.

Porque, bueno... intentar dejar de fumar poniéndote parches o vapeando, es como intentar bajar de peso solo quitándole el ketchup a las patatas fritas del McDonald's

Hay un (gran) problema de base, pues la persona sigue metiéndose mierda en el cuerpo, por mucho que lo intente camuflar :)

Como te decía antes, es más complicado que echarle fuerza de voluntad y ya está.

La realidad es que se necesita mucha fuerza de voluntad para empezar a fumar.

¿O ya se te ha olvidado tu primer cigarrillo? 

A nadie le gusta su primer cigarrillo. Hace falta un esfuerzo continuado para que el cuerpo se acostumbre al tabaco y uno pueda fumar sin ahogarse con cada calada.

La fuerza de voluntad no es el problema, son otras cosas las que hay que trabajar para hacer las cosas bien.

Me he aficionado a analizar campañas anti-tabaco, como quien se pone a analizar los candidatos a los Oscars de Hollywood.

Hay campañas muy muy buenas, y hay otras que solo se llevan el premio a las buenas intenciones.

Es como lo de poner fotos de pulmones negros y sangrantes en las cajetillas de tabaco.

A algunas personas se les fueron las ganas de seguir fumando solo por el miedo / asco / impacto que les hicieron sentir esas fotos al principio, pero la gran mayoría de fumadores siguen con el vicio a pesar de las campañas.

En el audio de 17 minutos que te mandaré por email, verás:

✔️ Algo que te puede ahorrar años de sufrimiento con el tabaco (no es lo del cáncer, eso lo saben todos). Es algo que he aprendido después de años trabajando con fumadores, y que casi ningún fumador tiene en cuenta antes de intentar dejarlo.

✔️ Un error que se comete mucho en las grandes campañas anti-tabaco y por el cual un 30% de la población sigue fumando aún sabiendo que les puede matar más que cualquier otra droga.

✔️ El hábito que tienes que cambiar sí o sí (según lo expertos) que como lo mantengas, fumarás el resto de tu vida. Te voy a contar el pilar fundamental en el que centrarte.

✔️ Una técnica extraordinariamente simple para calmar tus ganas de fumar en los momentos más difíciles, aunque tu pareja te acabe de abandonar a las puertas del altar.

✔️ Una cosa que casi seguro que no has pensado y que debería ser lo primero a tener en cuenta para dejar de fumar con éxito.

✔️ Una anécdota de terapia que, si prestas atención, te va a ayudar a entender de golpe cuál es el elemento clave en todas las recaídas de fumadores, y que saberlo te servirá para quitarte del tabaco, de la hierba o hasta del chocolate.

Puede que te interese, puede que no.

Para suscribirse y acceder al audio, así como otras muchas sorpresas, haz clic aquí abajo:

✔️ Te suscribes gratis y en unos minutos recibirás por email algunos regalos (y la opción de apuntarte a mi curso online para dejar de fumar)

Por cierto, después de recibir el audio, recibirás información sobre mi curso online para dejar de fumar.

Recibirás toda la información sobre eso en tu email, pero igual te interesa saber lo que dicen algunos de mis suscriptores

👇 👇 👇

 

Hola, Luismi!!!

Me apunté a tu curso para dejar de fumar, y quiero felicitarte; súper claro, directo y al grano.

 

He disfrutado mucho tus videos, has conseguido que mi cerebro haga ese clic tan necesario para cambiar hábitos y actitudes, y darme cuenta de que no voy a dejar un placer, sino una condena… que esto no va a suponer una privación sino una liberación.. ahora me puedo visionar en un futuro próximo sin humo, y me gusta lo que veo ;-)

Ana

 

*****

 

Hola Luismi,

 

Me gustaría darte las gracias por todo lo que me has enseñado en este curso online.

Acabo de terminarlo y tengo claro que hoy es el último día que voy a fumar en toda mi vida. 

He intentado dejarlo antes muchísimas veces, con cero éxito. Pero es la primera vez que lo tengo claro, y que no tengo miedo (de hecho tengo unas ganas locas de que acabe el día para empezar a disfrutar de mi libertad y de MI VIDA). En el día de hoy, me he propuesto "disfrutar" estos palitos de cáncer, para que no vuelvan nunca más.

 

Lo que enseñas en el curso vale oro, sinceramente. Para mí, en especial, fue clave el segundo vídeo del módulo 4, y el ejercicio de este módulo.  Me abrió los ojos, y me hizo darme cuenta de cuan equivocada estaba...

Gracias de nuevo, de verdad.

 

Estefanía

*****

Soy Glòria, una exfumadora, que lleva ya mes y medio respirando salud (me parece que ha pasado una eternidad). 

 

Hace tiempo que quiero escribirte para agradecerte el trabajo hecho.

Pero sinceramente me ha retenido el miedo; el miedo a no ser capaz de seguir así y volver a encender un palillo cancerígeno algún día (como tantas veces he hecho antes, después de largos periodos de abstinencia... ). 

 

En éste último período de tabaco (quizá dos años) muy pocas personas sabían que fumaba de nuevo (soy deportista, profesora de educación física, amante de la naturaleza, de la alimentación saludable,...) y sobre todo INCOHERENTE, por eso no podía hacer público que una vez más el monstruo había ganado. 

 

Pero acabo de de leer el mail de hoy donde te agradecen el trabajo y la verdad es que lo has bordado. Y creo que éste es tan buen momento como el imaginario dónde te pido ayuda porque he recaído... 

Bueno, quizá este es el mejor momento ;) 

 

Hoy me he visto hablando por teléfono con una amiga (fumadora) de las tabacaleras, el veneno que representa ese maldito bicho, y ahora que lo pienso, me he sentido muy bien defendiendo mi postura de libertad. 

 

Quizá puedo dejar de sufrir por algo que no tiene por que pasar nunca y relajarme y disfrutar de este nuevo estado de libertad e independencia. 

 

Espero que "el comodín de la llamada" no llegue nunca a utilizarlo  

 

La verdad es que te siento cerca  por ese mail diario que espero y me saca una sonrisa . 

Y leerlo me hace reforzar mi creencia día a día.

 

*****

 

Si quieres averiguar de qué porras está hablando esta gente, creo que ya sabes qué hacer.

✔️ Te suscribes gratis y en unos minutos recibirás por email algunos regalos (y la opción de apuntarte a mi curso online para dejar de fumar)

Y lo último, si quieres más contenido de psicología, es por aquí:

Les gusta lo que hago

© 2020 Luis Miguel Real. Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies