No pienses en un elefante rosa

Te cuento algo breve.

 

Ahora mismo estás pensando en un elefante rosa.

¿Por qué lo sé?

 

Porque yo te lo he metido en la cabeza.

 

¿Menuda tontería, verdad?

 

Pues verás, no podemos controlar los pensamientos.

 

En serio. 

Bueno, lo acabas de comprobar.

Parece obvio, pero parece que se les olvida a muchos.

 

Para tener a raya cualquier tipo de problema personal o emocional, es crucial que sepamos llevarnos bien con nuestros pensamientos. Nos van a acompañar toda nuestra vida, y es importante aprender cuándo prestarles atención y cuándo no.

No digo que te vayas al Tíbet a practicar artes marciales y a meditar el resto de tu vida. Podemos aprender a usar nuestros pensamientos a nuestro favor (y no ellos a nosotros) sin tener que ponernos en modo gurú. Y eso es a lo que me dedico.

Pero qué sabré yo, solo soy psicólogo, y encima estoy calvo.

Si quieres aprender estrategias psicológicas reales para vivir mejor, igual te interesa suscribirte.

La suscripción es gratis y recibirás emails TODOS LOS DÍAS sobre psicología aplicada en la vida diaria. Si no te gusta leer, no te apuntes.